A punto de cumplir el primer tercio de Liga, la Real proyectaría un final de cincuenta puntos y necesita más

60

PUBLICADO EN MUNDO DEPORTIVO GIPUZKOA

 

El Celta, próximo rival de la Real en Liga y Copa, encarece la necesaria primera victoria en Anoeta por las novedades que traerá

En Vigo hay mosqueo por la contratación de Cardoso como nuevo entrenador, declarado ferviente admirador del vecino Deportivo

Januzaj se vende bien en la prensa belga y asegura que varios equipos lo quieren y que “de momento” está contento en la Real

Liga muy apretada

Con los cantos de sirena sobre una futura Liga europea en el fútbol al estilo de la que se juega en basket, la Liga española llega a su tercer parón en una competición que transita a trompicones y que a veces hace perder la perspectiva. De hecho, entre partidos en Anoeta, la Real pasa tres semanas ausente y así cuesta mucho coger el hilo de la temporada.
Pero en algo hay que apoyarse y valen los datos de la pasada campaña para hacer una proyección de lo que nos puede esperar de aquí al final del ejercicio, si al menos la trayectoria del equipo de Garitano es normal y no entra ni en la euforia de un sprint ni en la decepción de un frenazo. La Liga está a punto de cruzar su primer tercio, ya ha superado 12 de sus 38 partidos y aunque da la sensación de que está siendo un campeonato más barato que los anteriores, los números tampoco varían tanto.
Los primeros no son tan primeros y eso permite que haya equipos que sin esperarlo hayan sumado puntos en partidos contra los que parecen intocables, pero Barça y especialmente Real Madrid no tienen la seguridad de antes y han cedido puntos que otros aprovechan.
Si consideramos el sexto puesto como el último europeo, sin esperar al añadido que ofrece la Copa y podría incluir también al séptimo, el pasado año a estas alturas era el Vilarreal quien ocupaba esa plaza con 17 puntos y ahora la tiene el Real Madrid, con 20, pero es verdad que tiene por delante equipos que aún proclaman que su objetivo es la permanencia y detrás viene un pelotón numeroso muy igualado a partir de tres puntos menos que los merengues. La Real de Eusebio sumaba dos puntos más que la de Garitano al llegar al primer tercio. En una proyección normal, multiplicado por tres y un poco, la Real llegaría a 50 puntos, insuficientes para el objetivo europeo, aunque está el ejemplo del Betis que de los 17 puntos pasó a los 60 que lo colocaron sexto. Ese es el camino.

Ganar o ganar

La marcha de la Real, en versión de ‘doctor Jekyll y mister hyde’ en un mismo partido, sigue siendo un misterio. Quien a la hora del último envite en el Ciutat de Valencia contra el Levante prefirió dejar la tele a un lado por lo mal que lo pasaba viendo al equipo de Garitano que perdía desde el principio y estaba más cerca de volver a encajar que de otra cosa, no se podía creer luego cuando supo que el resultado era el que fue. Muchos aficionados de la Real se preguntan y nos preguntan por ello y es que resulta difícil de explicar que casi todos los puntos los hayan conseguido lejos de Anoeta, sin que el efecto de la eliminación de las pistas haya servido siquiera como talismán para hacer buenos resultados también en casa. El cómo juega el equipo pasa a un segundo término, lo que se arrastran son los puntos y poco importa lo demás si se suman de tres en tres puntos. Es al revés, cuando no ganas cuando tratas de justificarlo con que el juego hubiera merecido más. Es el fútbol y sus demagogias. Ganar lo tapa todo. No importa cómo.

¿Aritz o Zaldua?

Garitano ha necesitado echar mano con algunos jugadores que probablemente no estaban en su idea inicial, pero le han sabido responder y convencer en el campo y eso lo agradece el entrenador, por mucho que ahora le toque la decisión de elegir. Aritz ha sido fundamental hasta ahora y cuando volvió Llorente lo desplazaron al lateral y la pregunta ahora es la que es: “¿Cuando llegue Zaldua quien será el lateral? ¿Y Aritz de qué jugará?

Merino también vuelve

Gustó mucho la aportación de Mikel Merino mientras las lesiones le permitieron estar en el once realista. Ya parece que está próximo a reaparecer, pero también aquí le va a tocar al entrenador sentar a alguno de los que más juegan. El último partido dejó en el aire el debate sobre si Illarramendi y Zubeldia con compatibles y, además, la llegada de Merino potencia esa zona donde falta fútbol. A elegir…




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *