Bidasoa y GBC tuvieron un fin de semana con triunfo

382

En el deporte que se mide por goles, marcar uno más que el contrario es sinónimo de victoria y eso es lo que ha puesto en práctica el Bidasoa en la segunda vuelta de la Liga Asobal, la máxima competición del balonmano español, con un nuevo éxito en Sagunto (23-24) que le otorgan otros dos puntos para sumar a su clasificación y le conceden un enorme paso para mantener al equipo entre quienes participan en esa mejor Liga.

Es verdad que los bidasotarras, que tuvieron el partido en su mano en la primera parte estuvieron a punto de perderlo en la segunda, pero tras unos minutos de zozobra lograron rehacerse lo suficiente para acabar por encima del Sagunto en la cancha conocida como el OVNI. Con este triunfo, los entrenador por Cuétara alcanzan los diecisiete puntos, con siete de colchón sobre la zona de descenso y con tres más es habitual alcanzar la zona de confort para la salvación. En eso van a pelear en lo que queda, estoy completamente seguro porque conozco el compromiso de todos los que componen el buen club irundarra.

Mientras tanto, en el baloncesto de la Leb oro, el GBC conseguía una buena victoria ante el el equipo de Lleida (71-65), con un buen ambiente en el Gasca. El equipo que entrena Porfirio Fisac comenzó dominando con 5 puntos consecutivos de los guipuzcoanos Lasa y Oroz. Igualaba el marcador el Actel Força Lleida pero Lander Lasa enchufaba su segundo triple para devolver la ventaja al equipo, que aumentaba con una gran jugada de Ndoye tras tiro libre de Carlson. Mediado el periodo los catalanes anotaban desde fuera para acercarse, pero el GBC se alejaba una vez más hasta tomar 6 puntos de renta. Dos canastas consecutivas de Ndoye elevaban la diferencia a los 10 puntos nada más comenzar el segundo acto. Capel y el mismo Ndoye sumaban cuatro más sin que el Lleida lograse anotar en la primera mitad del cuarto (parcial 8-0 en el minuto 5 del segundo periodo). Carlson aumentaba aún más la distancia con dos triples, y canasta de los catalanes para cerrar la primera parte a 45-28.

Reaccionó el Actel Força en la reanudación para tratar la remontada mientras el GBC encontró dificultades para desenvolverse con la facilidad que había tenido en la primera parte. Ajustaban hasta ponerse a 8 a falta de un minuto tras dominar totalmente el periodo, pero finalmente Úriz lograba marcar la barrera psicológica de los 10 puntos (56-46). El navarro siguió sumando junto a Slezas para retomar el control, pero volvían a empujar los ilerdenses para poner en aprietos al Gipuzkoa Basket. Se ponían a 5 metiendo presión al equipo y nervios a la afición, que trataba de ayudar a sus jugadores animando con fuerza. Pino marcaba un gran triple en un momento fundamental y daba oxígeno de nuevo al conjunto guipuzcoano. Los de Comenge seguían peleando, Carlson culminaba un jugadón para mantenerse distante y la defensa apretaba como nunca, pero una vez más los de Lleida ponían en apuros al equipo, que finalmente supo resolver el entuerto y llevarse la victoria por 71-65.

Esta victoria permite al GBC mantenerse entre los equipos que al frente de la tabla demuestran gran igualdad y pretenden buscar el ascenso a la ACB.

Foto GBC.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *