El Eibar buscó siempre la victoria y repitió empate con el Espanyol

425

Ganarán, perderán o, como ante el Espanyol, empatarán, pero da gusto ver la pelea que demuestra el Eibar desde el primero al último minuto de cada partido. Los de Mendilibar lucharon contra el reloj hasta la última posesión en la búsqueda del gol que les diera la victoria.

Ante un rival que está parejo en la clasificación (la vemos aquí al lado), a sólo un punto, con empate en el average general (empate allí en un partido impresionante, del 0-3 al descanso al 3-3 final y con uno menos el equipo periquito) y los mismos goles encajados y cuatro de ventaja del Eibar en los marcados el únigol gol de los de Ipurua no sirvió para ganar el partido.
El Espanyol viene de remontada en el campeonato y hay que valorar el 1-1 como un resultado que aunque no guste a ninguno de los dos, es sumar y mantener para los de Mendilibar esa mínima distancia sobre los de Quique Sánchez Flores. Todo empezó con 5.340 espectadores en las gradas de Ipurua y un sentido recuerdo al seguidor eibartarra Iker Amutxastegi, fallecido el pasado lunes en un terrible accidente. Luego, el Eibar llevó más la iniciativa, aunque el gol llegó en un tiempo en el que el balón no tenía dueño claro, pero con Pedro León en el campo, todo puede ocurrir.
Tras un córner que parecía perder el Eibar, la recuperación de Capa, para devolver en la banda a Pedro León valió para que éste lanzara un centro de los suyos y que Iker García repitiera gol en el primer poste, después del que ya había marcado para empatar en El Sadar la semana pasada.
Caicedo pudo empatar en una mala cesión local de Ramis, pero Lejeune llegó a tiempo de impedir que el delantero periquito llegara con ventaja ante Joel. Así, con un 1-0 corto, se llegó a descanso y para muchos, el recuerdo del choque de la primera vuelta les invitaba a no cantar victoria antes de tiempo. Quedaba medio partido y aunque el Eibar volvió a llevar más el balón, una salida veloz del Espanyol acabó en gol, aunque me pareció distinguir una falta previa sobre Ramis, antes de que el balón llegara a Jurado para batir a Joel.
Hubo reacción rápida y doble ocasión del Eibar tras el 1-1, luego otro jugada de León que se pidió penalti pero el jugador reconoció al árbitro que llevaba la razón cuando no pitó nada. Bebé tuvo la última que despejó el meta del Espanyol y se acabó la historia con un punto para cada equipo y la sensación de que mereció más el equipo de casa, pero le faltó algo de puntería en los metros finales.

En la foto de la S.D. Eibar, Kike García celebra con Pedro León el gol azulgrana.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *