El Eibar devora con su ambición al Sevilla y se apunta otra manita que le acerca más a los puestos europeos (5-1)

265

El Eibar ha hecho un gran partido este mediodía en Ipurua, para meterle una mano de goles al Sevilla, al que ya tiene a tiro de un solo punto en la clasificación de la Liga. Los de Mendilibar han empezado a marcar en el primer minuto y no han parado hasta el último, con doblete de su nueva adquisición Orellana, que ya empieza a demostrar su categoría también con la camiseta azulgrana.

No había empezado casi el partido cuando Kike aprovechó un balón en el lateral izquierdo servido por Arbilla para incrustarse en el área y batir de fuerte disparo al meta Rico, pese a que llegara a tocar el balón antes de doblarle las manos. A,os cuarenta segundos, el Eibar ya tenía ventaja, pero quería más y Orellana ampliaba el cupo para el cuarto de hora en un centro de Cote. Ipurua era una fiesta y ya no molestaba ni el continuo aguacero que ha presidido el partido.

 

El único momento de incertidumbre ha surgido cuando el árbitro ha señalado penalti en una posible mano del capitán azulgrana Dani  García, más bien un rebote pero como con esto de las manos uno ya no sabe a qué atenerse, queda más que nunca a criterio arbitral y Sarabia ha a¡justado el marcador con su gol junto al poste izquierdo local.

 

Pero el motor azulgrana está a tope y para nada ha cundido el pánico en las filas de Mendilibar, al contrario se han seguido mostrando con ambición y Ramis ha resuelto con gran cabezazo el córner botado por Cote para establecer el 3-1 con el que ha llegado el descanso, en medio de algarabía en la grada eibartarra y con gesto de evidente enfado de los seguidores sevillistas que han llegado hasta Eibar. El técnico andaluz parecía no entender lo que le pasaba a su equipo, por lo que se presumía una potente filípica en el vestuario por ver si reaccionaban.

Pero no, de nuevo era el Eibar el más incisivo también en la segunda mitad y gracias a la presión que hacían desde arriba, un robo de balón de Orellana le ha permitido hacer su doblete y batir por cuarta vez a Rico. Ya no había temor por el resultado, pero el Eibar es un equipo que siempre busca más y así, una mano de Navas cerca del área ha permitido a Arbilla marcar un gran gol de disparo directo que Rico solo ha podido tocar, pero sin poder impedir que el balón se colara en su puerta. 5-1 impresionante y el Eibar viento en popa con 32 puntos en la tabla.

Los seguidores guipuzcoanos han podido disfrutar este fin de semana con diez goles de sus dos equipos de Primera, tras los cinco de ayer de la Real al Depor y otros tantos este mediodía del Eibar al Sevilla. Es cosa de disfrutarlo y pensar en un futuro despejado teniendo en cuenta la demostración de buen estado de los equipos en un mes que suele ser decisivo para ubicar a cada uno en sus posibilidades para el fin de curso.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *