El entrenador oriotarra ha dado la vuelta al equipo y aunque haga cambios, el bloque es demoledor y se cargó también al Atlético

394

PUBLICADO HOY EN LA CONTRAPORTADA DE MUNDO DEPORTIVO GIPUZKOA

 

¿Dónde estabas Imanol?

 

Da lo mismo que juegue uno u otro, ha cambiado la alineación para cada partido y con Imanol, la Real es otra. Diez puntos de los doce, tercera victoria consecutiva, sin encajar un gol… Has tardado en llegar Orio. Ya sé que tu trabajo en el Sanse es espectacular también, pero el primer equipo te necesitaba y a las pruebas me remito. Más eficacia no se puede pedir y Anoeta recupera el ánimo y acaba los partidos con una sonrisa. Ha dado la vuelta la tortilla y aún queda tiempo para alimentar un final interesante. Ayer jugó en Anoeta el segundo de la Liga, pero la Real anuló completamente al Atlético de Madrid del Cholo Simeone..

Aplausos para Rulli, seguridad defensiva sin permitir ocasiones rivales, aplausos también para Pardo que estaba pero no estaba, ovaciones sin cesar para Januzaj, Willian José reencontrado con el gol, Juanmi con goles de categoría… En fín que es una pena que esto haya llegado tan tarde, porque esta Real tenía y tiene plantilla para estar mucho más arriba de lo que se le ve en la clasificación. El 3-0 fue tan rotundo como justo y Anoeta se lanzó por olés ante la espectacular demostración física y de juego de los de Imanol.

 

Lo dicho, esto es otra cosa y la mejoría arrastra también a más aficionados a Anoeta, ayer por encima de los veintiún mil, que hacía tiempo que no se juntaban tantos. Imanol lo da todo, planifica al equipo con su librillo y la eficacia de su esquema de juego maravilla. No es exagerar, solamente ser justos. Y es que han volado tantos palos durante la temporada que ahora merece que se reconozca a los jugadores lo que les corresponde. Le metieron cinco al Girona, ganaron en Las Palmas y ayer le cayeron tres fenomenales goles al mejor portero de la actualidad. Oblak llevaba un promedio de 0,4 goles por partido. La Real le ha roto el promedio.

En realidad, lo que consiguieron ayer los realistas es para tenerlo en cuenta y aunque se sepa que Imanol Alguacil tiene caducidad en su actual puesto según los planes de los rectores del club, es una gran verdad que en sus manos el rendimiento de su plantilla es el que esperábamos.

Yo quiero detenerme un poco en Januzaj. He sido crítico con el belga, porque fue el fichaje más caro de la temporada y primero por sus ausencias y después por su irregularidad no era capaz de demostrar su juego que desde el cambio de entrenador es como si le hubiera llegado un baño de confianza y tanto en Las Palmas, donde solo le faltó el remate, y en todo el partido de ayer ha hecho cosas que empiezan a parecerse a las maravillas que en este equipo fue capaz de hacer Carlos Vela. Tal vez sea innecesaria la comparación, pero Januzaj me ha empezado a convencer, ya ha cogido ritmo y después de una fase de aclimatación que ha sido larga como ocurrió con otros muchos, puede ser el jugador que necesita en esa zona la Real. Participó en casi todas las jugadas de ataque del equipo.

Dentro de la euforia generalizada que provoca ver triunfar como ayer a un equipo que parecía fundido, dentro tampoco lanzan las campanas al vuelo. Nadie en el equipo se atreve a hacer vaticinios de dónde acabarán. Decía Oyarzabal, otro que está que se sale, que no les viene bien hacer planes a largo plazo, así que miramos en lo más próximo, el domingo a Málaga, un campo tan propicio, y luego el derbi con el Athletic. Ese partido no me lo quiero perder…

El panorama se ha tornado muy bonito. Esto del fútbol es una caja de sorpresas. Si la Real empezó la Liga con el acelerador puesto, ahora tampoco hay quien le pare. Es momento de disfrutarlo y aprovechar la txanpa para acabar lo más arriba posible y si las cuentas dieran… A por ello.

Orgullosos de un gran récord

Vuelve a mi memoria aquella angustiosa tarde del 11 de mayo de 1980 en Sevilla. Aún sigo pegado a aquella silla de la cabina número 9 del Estadio Sánchez Pizjuán desde la que contaba los oyentes que la Real perdía su gran racha de imbatibilidad y se le escapaba la Liga con una única derrota. Bertoni había marcado el primer gol, empató Zamora y en el minuto 83, jugando el equipo que entrenaba Miguel Muñoz sin Blanco ni Juan Carlos que habían sido expulsados, llegó el desastre para la Real. Con nueve jugadores, el Sevilla, otra vez Bertoni con un disparo lejano hizo el 2-1 y se fraguaba la derrota, acabó allí una imbatibilidad que ningún equipo ha sido de superar hasta esta temporada en que el Barça se hace con el récord. Mi homenaje siempre será para Alberto Ormaetxea que alineó aquel día a Arconada, Celayeta, Gajate, Kortabarria, Olaizola, Diego, Alonso, Zamora, Gaztelu, Amiano (Idígoras) y Satrustegi. Grande Real!

Conseguir a Emery será un chute

Ya les conté hace algunas semanas que la relación Olabe- Emery había dejado muy buena sintonía de su trabajo conjunto en el Almería y que repetir ese binomio en la Real sería todo un chute de adrenalina. Parece que las primeras gestiones del nuevo director de fútbol van dirigidas a conseguir que el hondarribitarra trabaje en el club en el que dio sus primeros pasos como futbolista. Hay plan B, pero conseguir a Unai sería un subidón.

La Rosaleda, segunda casa

Desde el último ascenso, solamente una vez, hace dos años, la Real dejó de puntuar en el campo de La Rosaleda, con victorias que en algunas temporadas fueron todo un punto de inflexión hacia lo bueno. El pasado año, la Real ganó con los goles de Iñigo Martínez y Juanmi. Con el gol de Pardo se registró el empate de hace tres temporadas. En los siete partidos, la Real ganó cuatro veces y empató otras dos. El domingo buscaremos allí más puntos frente a un equipo con rumbo a Segunda.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *