El GBC planta cara en su debut en la ACB, pero no puede superar al Gran Canaria (84-76)

375

HERBALIFE GRAN CANARIA – GIPUZKOA BASKET (84-76)

El GBC planta cara pero no logra sumar la primera victoria en Gran Canaria.
El primer duelo del Gipuzkoa Basket en su regreso a la Liga Endesa arrancó con ambos equipos un tanto fríos, pero los guipuzcoanos fueron los primeros en calentar la muñeca para adelantarse en el marcador liderados por Henk Norel. A pesar de que los canarios trataban de recortar a base de triples, un GBC más centrtado lograba mantenerlos a raya con ventajas superiores a los 5 puntos hasta que en los minutos finales del periodo lograron acercarse e igualar el marcador. Los dos minutos finales fueron los que aprovecharon los locales para darle la vuelta al marcador y terminar el periodo a 23-18.
Una canasta de Clark mantenía a los de Porfi Fisc cerca de su rival, pero de nuevo las diferencias en el acierto exterior mermaban al Gipuzkoa Basket a pesar de su intensidad defensiva. Herbalife Gran Canaria se marchaba de 10 cuando Swing anotaba su segundo triple, pero se quedaban escasos ante los 7 de los rivales. Entonces Clark asumía responsabilidad y anotaba uno más para su equipo, aunque encontraba rápida respuesta y la distancia no terminaba de variar, hasta que los de Luis Casimiro volvían a apretar para llegar al descanso a 47-34.
Seguían sin terminar de salir las cosas en la reanudación del partido en cuanto a anotación se refiere, pero tras los primeros compases comenzaron a animarse de nuevo ambos casilleros. Fakuade reducía la distancia a los 10 puntos, pero era un triple de Salvó el que reducía esa barrera psicológica para que un imprescindible Henk Norel fuera reduciéndola aún más e igualar a 53, metiéndose de lleno de nuevo en el partido. Con mejor mano y afinando la defensa, el equipo aguantaba a los canarios durante varios minutos, y aunque éstos se adelantaron de nuevo, el periodo definitivo iba a comenzar con un 61-57.
Con esfuerzo y trabajo duro, el GBC se mantenía pegado a los talones de los locales, pero no terminaba de ser suficiente y la brecha volvía a agrandarse hasta los 10 puntos una vez más. Los de Fisac continuaron peleando cada balón sin bajar los brazos, mientras Norel seguía imparable con la ayuda de Clark o Swing. El holandés ponía en serios aprietos a sus rivales poniendo la diferencia en apenas 3 puntos, pero Oliver anotaba un triple que su equipo aprovechaba para alejarse una vez más y llevarse la victoria por 84-76.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *