El proyecto de Anoeta da otro paso importante: La Kirol Etxea se trasladará a Zuatzu durante el verano

885

La remodelación del estadio de Anoeta y sus consecuencias siguen el curso normal de aproximación hacia la ejecución de unas obras que no escapa a nadie están teniendo más dificultades de las imaginadas para poner en marcha. Pero los responsables de las instituciones van dando los pasos necesarios para que todo sea una realidad y uno de los escollos a salvar era la ubicación de las treinta y cinco federaciones guipuzcoanas y alguna vasca que tienen su sede en la Kirol Etxea, en la parte baja del estadio.

Pues bien, he podido saber que después de no pocas gestiones al final hay fumata blanca y hoy mismo, la Diputación ha logrado un acuerdo para desplazarlas al Parque Empresarial Zuatzu, en concreto al Edificio Urgull, en el que quedaron huecos por la marcha de algunas empresas y el contrato de alquiler ha quedado establecido para que en el transcurso de los próximos tres meses se haga todo el traslado de material de cada federación, ya que el lugar en el que ahora se alojan quedará derruido con motivo de las obras de ampliación del estadio.

No habrá afectación a los locales instalados por encima de la segunda planta, que no se toca en el proyecto del nuevo Anoeta, entre ellos la Federación Guipuzcoana de Fútbol, que sólo tendrá que mover el espacio destinado al colegio de árbitros, pero el resto de las instalaciones altas no se verán afectadas, como tampoco la parte alta de las oficinas de la Real. El problema principal venía de ubicar a tantas federaciones como son las que tienen su sede en la Kirol Etxea, a las que se propuso la alternativa del edificio de Contadores, que es obvio que no reúne las mínimas condiciones que se requiere para un traslado así, entre otras cosas porque aún no se ha concretado el tiempo que tardarán en rehacer la actual instalación en Anoeta para regresar al lugar de origen. Puede ser un traslado que es interino, pero que se puede hacer eterno, en función del tiempo que se tarde en construir todo.

En principio, la idea que se baraja en la Kirol Etxea es que el cambio afectará a tres años, mientras se completan de forma definitiva las obras que afectan a esa zona en las que ahora están ubicadas las federaciones. Suponen los usuarios de Anoeta que las instituciones pondrán al servicio de cada federación los medios suficientes para el traslado de todo el material necesario para el normal desarrollo del trabajo federativo y son conscientes de que su trabajo a partir de ahora y hasta el regreso a Anoeta deberá ser en plan precario, pero como he escuchado esta mañana a uno de los afectados: “Por lo menos ya sabemos que tenemos un destino al que poder acudir, porque hasta hoy estábamos en un suspense preocupante”.

Así que se da un paso más, muy importante por cierto, para que en cuanto termine la Liga, el domingo juega la Real el último partido de la temporada en Anoeta, empiecen los preparativos y las excavadoras puedan comenzar a hacer su trabajo en el plazo establecido. La instrucción dada a las federaciones es que en septiembre debe quedar todo trasladado, disponible para la constructora a todos los efectos, así que ese será el momento en que las obras lleguen a afectar a la zona de Kirol Etxea, enfrente del Restaurante Xanti.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *