El Tour está bloqueado por la táctica del “aversi”, pero auguro un final de goce ciclista (Por Pello Ruiz Cabestany)

665

Al Tour de esta edición le quedan por delante las seis etapas que conducen a los ciclista hasta los Campos Eliseos, donde el domingo concluirá la carrera que aún está por decidir. Es el segundo lunes de jornada de descanso antes de afrontar esa ristra de etapas, entre ellas las alpinas que prometen si es que hay alguien con fuerzas para intentar atacarle a Froome. Tal y como estaban las cosas hemos solicitado una interpretación a un exciclista como Pello Ruiz  Cabestany, conocer de las profundidades que se cuecen en los equipos, para que nos ofrezca una panorámica que contada por él nos hace ver un poco más allá de lo que ofrecen las cámaras. Esta es la versión de Pello sobre la marcha de este Tour.

El “aversi”, por Pello Ruiz Cabestany

El “aversi”, la táctica habitual del Tour, de los rivales de Froome, “aversi” falla y ganamos la carrera. En las etapas pirenaicas, la excusa era que el Sky tenía cinco corredores en cabeza cuando se hacía la selección de los veinte mejores y, claro, así no hay quien ataque. Con semejante poderío por parte del equipo de Froome, con una carrera bloqueada en la lucha por la general, y con Landa al acecho, no se mueve nadie. Pero lo de la etapa de este domingo, no lo entiendo. Solo se entiende si aplicamos la táctica del “aversi” o la de virgencita, virgencita…

Subiendo el duro col de Peyra Taillade, que suena a algo así como Tajo en la Piedra, el equipo de Bardet estaba tirando a tope. Todo indicaba que se iba a liar un buen zafarrancho. En las primeras estribaciones del puerto, el líder se tiene que parar para que un compañero le deje la rueda trasera y se queda retrasado cerca de 40 segundos del grupo de favoritos. Si, es es verdad, desde el sofá es muy facil, pero mis manos estaban destrozadas de frotarlas esperando el espectáculo que se avecinaba. Ya estaba siendo una etapa muy entretenida y movida, pero todo auguraba una gran lucha entre los favoritos. Pues no, nada de eso, el AG2R dominaba en número, pero seguían siendo los gregarios de Bardet los que ponían el ritmo. Con todos mis respetos hacía ellos, pero un duelo subiendo entre un Bakelants o un Vuillermoz, contra Froome en este Tour, 30 segundos para el británico no son nada.

No lo entiendo, con mi cariño hacia Vincent Lavenu con el que he corrido en profesionales, cómo no aprovecharon esa oportunidad de intentarlo. Junto a Uran, Martin, Aru y algún otro que podía aguantar un ataque de Bardet en las duras rampas del puerto, hubieran puesto en aprietos al líder, al mismo tiempo que nos habrían ofrecido un espectáculo grandioso. Puedo entender las cautelas de quienes no están seguros de sus fuerzas, que el esfuerzo de un ataque pueda acarrear la perdida de tiempo frente a un contrataque. Pero en este caso, Bardet tenía un seguro de vida; sus cuatro compañeros de equipo que los tenía cerca por si pasaba apuros.

Esto no quita para que disfrutáramos de la otra carrera, con la impresionante victoria de Mollema, que ha sabido aguantar en su lucha sufriendo y sin rendirse ante la cercanía de sus perseguidores. Después de un inicio de Tour con etapas llanas y algo menos llanas, totalmente previsibles y aburridas, estamos viviendo unas etapas de auténtico goce ciclista. Con historias e intrahistorias, como la de Landa en el Sky, al que un día le abroncan por no parar y al otro le dicen que se vaya hacia adelante a coger tiempo, y eso, que “tiene piernas pero no galones”.

Pese al mosqueo de hoy por la inacción de los rivales de Froome, el paso por los Alpes y la etapa contrareloj del sábado nos augura una emocionante última semana de Tour. Tanto Aru como Bardet piensan atacar en el Izoard, “aversi” no aguanta Froome y se viste alguno de ellos de amarillo. Contador atacará subiendo La Croix de Fer, “aversi” no se le mete a rueda Barguil, y puede ganar la etapa. En cualquier caso, yo veo muy fuerte y confiado a Froome, ¡¡“aversi” les arranca en una subida y les saca un par de minutos a sus rivales!! En cuanto a Mikel Landa, qué voy a decir, “aversi” algún año acaba fichando, aunque sea por un poco menos, con un equipo ciclista que le tenga a él como jefe de filas…




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *