En la Real planificaban el cambio de ciclo para sus responsables deportivos pero la grada de Anoeta precipitó los acontecimientos

471

 

PUBLICADO HOY EN LA CONTRAPORTADA DE MUNDO DEPORTIVO GIPUZKOA

Tomando nuevo rumbo

Leía anteayer MD cuando recibí la tristísima noticia de la muerte de la mujer del autor de la contraportada de los miércoles, mi compañero de aventuras y buen amigo Txema Oliden. Vaya desde aquí antes de meterme en las profundidades de la Real que tanto compartimos mi más sentido pésame para toda la familia.

La marcha del director deportivo y del entrenador de la Real en el mismo proceso no hacen sino agravar la crisis que sufre el club como consecuencia de los resultados de la temporada del primer equipo y las decisiones adoptadas por el consejo de administración, que entiende que era el momento de cambiar de ciclo, algo que no contemplaban cuando al comenzar la temporada ampliaron dos años el contrato de Eusebio y ratificaron públicamente a Loren por “su buen trabajo en la dirección deportiva del club”.

No era comprensible que un resultado como el del pasado sábado ante el Getafe (la Real perdió en Anoeta con los azulones en las dos temporadas anteriores también) provocara la que se ha montado, aunque poco a poco vamos conociendo los argumentos de la dimisión de Loren y del cese de Eusebio, dos temas que han pillado a contrapié a los dirigentes porque su idea era terminar con ambos la temporada y sus planes de cambio estaban y están enfocados en el nuevo proyecto para la temporada próxima.

Ya el año pasado el consejo dio un primer paso con el nombramiento de un “director de fútbol”, un puesto nuevo que otorgaron a Roberto Olabe, ex director deportivo y ex entrenador del primer equipo de la Real y que salió con una demanda de por medio. Loren y Eusebio empezaron a comprender que tenían un nuevo jefe, pero la fortaleza entonces de una Real que gustaba hacían fuertes a los responsables del momento y Olabe adujo motivos personales para dejar el puesto poco después de llegar a él. Ahora Olabe trabaja para un club de Ecuador, por lo que parece haber superado esos motivos personales que le impedían seguir en la Real. No obstante, Aperribay sigue empeñado en recuperarlo y no les extrañe su regreso en breve.

Necesitaban tiempo para que Olabe arregle sus asuntos contractuales en el actual trabajo y por eso a Loren le advirtieron de la caducidad de su puesto, a la vez que le mantenían mientras Olabe resuelve sus temas. Pero el griterío generalizado de la grada en el partido ante el Getafe cuando Angel marcó el 1-2 provocaron que Loren pusiera el cargo a disposición del club y Aperribay y Oyarzun, cabezas visibles del consejo, entendieron que en aquellas circunstancias de interinidad tenían que aceptar la dimisión.

Estaba entonces el problema del entrenador, porque Eusebio ratificaba tras la derrota ante el Getafe y se lo confirmó al día siguiente a los dirigentes, estar dispuesto y convencido de dar la vuelta a la mala trayectoria del equipo. Pero mantener a Eusebio al que también pensaban cambiar sin respetar su año de contrato, tras la marcha del director deportivo que había apostado por él tampoco tenía mucho sentido, así que decidieron cesarle. El equipo quedaba huérfano a nueve partidos del final.

La primera llamada a Imanol Alguacil para sofocar el incendio no permitió concretar la aceptación al puesto, porque el oriotarra pidió dejarle concentrarse para el importante partido que jugaba el Sanse esa misma tarde y fue tras el mismo, ganado también por los potrillos, cuando continuó la conversación continuó y la respuesta de Imanol fue contundente: “Yo estoy feliz en el Sanse, pero si lo que me pedís es un servicio al club lo tomo así y lo afrontaré con naturalidad”. El compromiso se ciñe a los nueve partidos del primer equipo, tras los que a Imanol le garantizan el regreso al filial.

Ahora se pone en marcha, a más velocidad de la que esperaban en el club, la búsqueda de un director deportivo, no descarten también de un director de fútbol (lo insinué en esta sección de hace unas semanas porque la Real quiere ofrecerle el puesto a Xabi Alonso), con quien o quienes consensuar un entrenador para la próxima temporada. Las opciones se amplían porque una vez producidas estas bajas, de inmediato los representantes de técnicos inundan el club con propuestas que el consejo deberá estudiar y decidir.

En un momento muy crítico para el club

Todo lo sucedido en el ámbito deportivo no es el único dolor de cabeza de los miembros del consejo de administración de la Real. Ya no tiene vuelta de hoja la remodelación de Anoeta, cuyas obras llevan el ritmo planificado desde un principio, pero es verdad que son un problema más. La deficiente información facilitada sobre el cambio de ubicación de los abonados en el nuevo escenario ha generado unas complicaciones añadidas que han obligado al presidente a pedir perdón por las incomodidades generadas. Para intentar dar la vuelta al primer discurso se reunieron con algunos periodistas a los que trataron de convencer que no existe esa subida de precios que parece evidente cuando miras las nuevas tarifas. Enfin que en este momento crítico de la entidad, el asunto del campo remodelado también va a requerir mucha atención para no perder más asistencia de la que se produce en cada partido de Anoeta.

Imanol se lo toma muy en serio

Conozco a Imanol desde crío, cuando llegó a Zubieta con la ilusión de ser futbolista. Fue de los que consiguió llegar al primer equipo y luego completó su carrera futbolística con la camiseta amarilla del Vilarreal. Ya como técnico realiza un gran trabajo ahora en el Sanse y las urgencias actuales le llevan a entrenar a la primera plantilla, algo que no tenía como objetivo aún. Imanol es humilde, serio, trabajador, leal y por eso se carga con la responsabilidad que le encomienda su club del alma.

El Eibar ya tiene peña también en Rusia

La S.D. Eibar, próximo rival de la Real en el derbi del día 1 en Ipurua, sigue ampliando su simpatía por el mundo y a las numerosa peñas que tiene repartidas por los cinco continentes ha añadido esta semana una peña en Rusia, con sede en Kurgan. Su logo es una reproducción del escudo del club, con el nombre en caracteres cirílicos. Esto mientras en Eibar se espera la decisión de Mendilibar sobre su continuidad.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *