La gran ilusión por estrenar el nuevo Anoeta marca el debut en casa de una Real con muchos contratiempos para hacer su mejor once

198

PUBLICADO EN MUNDO DEPORTIVO GIPUZKOA

Además hay partido…

Existe la creencia de que con Anoeta remodelado ya hemos conseguido la gloria futbolística, que estamos en el Everest y todos contentos. Una cosa es celebrar que veremos los partidos en un campo espectacular y otra que el equipo responda como debe ante las nuevas circunstancias. Dicen muchos que acercar las gradas dará puntos. Pues de eso se trata, de sumar alguno más de los habituales de las últimas temporadas para llegar a ese objetivo que siempre fue el de clasificarse para Europa aunque parece que el discurso ha cambiado. Los dirigentes manejan las palabras “transición y plantilla en obras”.

Ha habido dedicación casi exclusiva a la remodelación del estadio, hemos hecho un máster de cerchas y hemos vivido cada avance en la obra como algo muy propio, comprensible cuando un poco de Anoeta pertenece a cada abonado de la Real, por mucho que el estadio seguirá teniendo propiedad municipal. Pero ir mañana a Anoeta, buscar el nuevo acomodo y observar la obra arquitectónica que tiene una pinta fenomenal es algo que esperamos con entusiasmo. Eso nos dará desde las dos y cuarto en que abren las puertas hasta las cuatro y cuarto cuando el árbitro dé el pitido inicial para que comience el partido, que aunque no se haya hablado mucho de él, es el más importante de la temporada porque nos visita el campeón Barça, que le hizo un ocho al Huesca en la jornada anterior.

En fin que la ilusión por las obras del campo compensan solo en parte la desazón que podría instalarse en la afición, al ritmo de los partes médicos de Zubieta. Ahora es Sandro, pero antes fueron tantos que finalmente no le va a quedar más remedio a Garitano que echar mano del Sanse para completar su convocatoria, algo que con todos en forma no era el plan. Fue difícil asumir que un lanzamiento de un penalti provoque las lesiones que se dicen a Willian José, pero quizás el toque de balón fue la gota que desbordó las molestias que seguro iba a cumulando el brasileño y de las que, por cierto, se recupera antes de lo previsto en un principio.

Pero se recupera con rapidez según llegan noticias desde Zubieta, mientras se agranda de nuevo el misterio con la lesión de Januzaj. Llegó tocado del mundial y dos meses después se anuncia que tiene unas molestias en el menisco que van a a requerir, en palabras de Aperribay, entre mes y medio y dos meses más de recuperación para que lo veamos en algún partido. Suma y sigue, mientras la plantilla pierde efectivos y nadie habla de repuestos. Será que por fin van a entrar en escena las opciones de los jugadores de la cantera, cuya única forma de saber si encajan es darles ocasión de demostrarlo.
Recuerdo que muchos de los jugadores que primero no estaban en la idea de saltar y lo tuvieron que hacer por el hueco que había luego fueron fundamentales en la historia del club. Por no ir más atrás, que le pregunten a Antoine Griezmann cómo fue su llegada al primer equipo desde el juvenil y ahora está nominado a mejor jugador del planeta y se pegan por él (a ver si lo traspasan y la Real vuelve a sacar tajada).

No es una sensación cualquiera, porque la oigo mucho entre realistas, que tanta atención al campo nos ha distraído de componer una plantilla potente y quizás por eso salió Aperribay el martes a anunciar que “tenemos un equipo de transición”, lo que traducido al lenguaje futbolístico significa que podemos esperar cualquier cosa de la temporada, pero que mirar arriba es lo más inesperado. Habla el presidente de paciencia y exigencia, dos cosas que juntas quizás no terminan de casar. Claro que cada jugador que sale al campo se exige al máximo, solo faltaba, pero cuando hablamos de paciencia ya son palabras mayores, porque el fútbol es presente y muchos proyectos caen porque se plantean a un futuro lejano al que es imposible llegar por la cultura del partido a partido. El fútbol de hoy vive de lo que queda después de cada partido no más allá y eso es lo que ha llevado a este deporte a convertirse en el cortijo del mayor postor. El dinero sigue siendo un salvoconducto para tener a los mejores jugadores y la Real ha conseguido una buena capacidad económica pero con obsesión por el envoltorio.


¡Aúpa Imanol!

Mañana será una tarde especial en Anoeta, no solo porque vamos a entrar en un campo diferente y que los que ocupamos las gradas bajas estrenaremos asientos y perspectivas sino porque antes del partido corearemos el nombre de Imanol Agirretxe, un histórico de la Real al que las lesiones han apartado del “9”, algo que no consiguieron tantos fichajes llegados a ser los goleadores pero nunca pudieron con el usurbildarra. Será un momento emotivo en un homenaje más que merecido.

El Barça sufre en Anoeta

El Barça acabó con el maleficio de Anoeta el pasado año con su triunfo (2-4), después de salir trasquilado en las siete ocasiones anteriores. A recordar como inolvidable aquel 3-2 dde 19 de enero de 2013 con Imanol Agirretxe volando en el minuto 87 tras marcar el 3-2 de la victoria. Han sido cinco triunfos de la Real, un empate y una derrota desde el último regreso a Primera de la Real.


La de Januzaj, otra lesión con misterio

Tendrá que ser así, pero cada cierto tiempo aparecen en la Real lesiones cargada de misterio, de difícil diagnóstico y de larguísima curación. No hay duda de que los médicos hacen lo que pueden, pero la madre del cordero está muchas veces en los futbolistas, en su fuerza de voluntad por recuperarse cuanto antes y no en todos los casos es igual. Ahora mismo Willian José se vacía mañana y tarde por querer recuperar una lesión que se diagnosticó para un mes de baja y en la mitad de tiempo ya está pidiendo poder participar. Sin duda que la fuerza de voluntad influye en las recuperaciones. No fue el caso de Vela, que se lo tomó con mucha calma y parece que tampoco Januzaj es un jugador con ese carácter necesario para superar las molestias que le impiden estar disponible. En esto de la medicina tampoco dos y dos son cuatro y tenemos overbooking en la enfermería.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *