La gran noche de José Miguel Echavarri, premiado en Singular por sus valores en el ciclismo

830

Fue una noche bonita, muy bonita la de ayer jueves en el Restaurante Singular de Irun, en el edificio de Ficoba que el conocido cocinero Iñigo Lavado lo ha convertido en una referencia ciclista que cada año, además premia los valores de alguna persona muy vinculada a este deporte. En esa ocasión, después de que Juanma Garate y Ramón Mendiburu fueran agasajados en las dos primeras ediciones, esta vez el invitado a premiar fue José Miguel Echavarri.

Si, ese director que tuvo la valentía de abrir senda de éxito en el Tour de Francia para nuestros corredores, el que colocó segundo en la general de la gran carrera por etapas que sigue siendo la referencia de todos a Angel Arroyo ante el asombro general porque el ciclismo español iba de comparsa al Tour y como reconoció Eulalio Garcia en la entretenida velada, derrotados de antemano, fue también quien llevó al triunfo cinco años seguidos al gran Miguel Indurain.

Le gustaba no hablar demasiado, en boca cerrada no entran moscas o por la boca muere el pez… Estar sin estar estando, lema seguido a rajatabla. Parco en palabras, pero siempre bien dichas, José Miguel vivió una noche cargado de una emoción que pocas veces hemos podido verle, entre otras cosas porque su personalidad ha sido siempre la de guardarse sus sus sensaciones para si y su gente más cercana. Como él llegó a decir al referirse a la prensa: “Entre que no podía mentir porque nunca me ha gustado y la verdad no la podía decir, ahí andaba..”. Una amplia representación de los periodistas que le hemos seguido tanto en sus tiempos de director de Reynolds, luego Banesto… El periodista Benito Urraburu recordó cómo vivió el nacimiento de Reynolds y algunos episodios concretos vividos en aquellos años irrepetibles de ciclismo y éxito…Pero sobre todo rodeaban a José Miguel muchos de los corredores a los que dirigió.

Destacó en la fiesta la locuacidad de Perico Delgado, que estuvo muy suelto para contar anécdotas que dieron pie a compañeros como Angel Arroyo o Tasio Greciano para que contaran sus andanzas internas en unos tiempos en que en el ciclismo aún primaban las relaciones personales, una cuadrilla de amigos que lo daban todo para el triunfo de sus líderes. Julián Gorospe también tuvo palabras de reconocimiento a José Miguel (el director relató el barullo que generaba su presencia entre la juventud de chicos y chicas en todos los pueblos y ciudades a los que iba el equipo).

Arropado por aquellos grandes trabajadores para cuidar al equipo como Manuel Arrieta o Vicente Iza, directores colegas como Txomin Perurena, el inolvidable Andrés Gandarias, una larga lista de gente del ciclismo que eran invitados por Iñigo Lavado, Paco Rodrigo (Etxeondo) y Juanma Gárate, inspiradores de esta fiesta en la que Echavarri tuvo que soltarse un poco más el pelo, sobre todo para agradecer lo que estaba viviendo, en especial cuando Ramón Mendiburu le entregó el maillot del homenaje a “Aquellas personas que son un estandarte y que a lo largo de su vida han transmitido su compromiso, pasión y dedicación por lo que hacen”, como reza el ideario de este reconocimiento de valores, servido, cómo no, junto a una espectacular cena en el restaurante Singular de Ficoba.

Fue Juan Mari Guajardo, el hijo de mi querido compañero de faenas periodísticas, también de nombre Juan Mari, quien condujo el micrófono de aquí para allá en una noche que es posible que pase a formar parte de los momentos inolvidables que guardará José Miguel y del que fueron testigos también su mujer María Pilar y su hijo Xabier.

En la fotografía del encabezamiento, Ramón Mendiburu entrega a José Miguel Echavarri el maillot de los valores ante la atenta mirada de María Pilar, la esposa del premiado. En la de aquí arriba, algunos de los que acompañaron a Echavarri en la fiesta, como Vicente Iza, Perico Delgado, Julián Gorospe, Tasio Greciano, Atxa, Angel Arroyo, Francis Lafargue o Manuel Arrieta…




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *