La quiropráctica y los deportistas (Por Juan Alonso, quiropráctico)

3305

El mundo del deporte tiene tanto atractivo entre nosotros que es necesario, casi obligatorio, estar en perfectas condiciones para no encontrarnos con sorpresas a la hora de ejercitarlo. Todos los cuidados son pocos para que la salud esté en su mejor estado y cuando forcemos al cuerpo para intentar los logros deportivos que se marca cada uno, responda de la mejor manera posible. Por eso, recurrir a un afamado quiropráctico como es Juan Alonso en la capital guipuzcoana nos permite responder a la pregunta de lo que es para el deportista esta especialidad, aún no admitida culturalmente como una solución de primera pero que cada vez tiene más adeptos. Esto es lo que nos aporta Juan sobre la quiropractica aplicada a las personas deseosas de hacer deporte.

 

“Las cometas vuelan contra el viento, y no a su favor.” B. J. Palmer, Fundador de la Quiropráctica

A lo largo del último siglo los seres humanos han alterado radicalmente el medio ambiente y las circunstancias sociales. Hoy en día nos encontramos a menudo inmersos en un estilo de vida que conlleva un bajo nivel de ejercicio físico, largas jornadas de trabajo, dietas ricas en grasas y calorías y bajas en fibra. Ninguno de estos hábitos nos ayuda a mantenernos saludables. Al contrario, bloquean nuestra capacidad de vivir la vida al máximo de nuestras posibilidades. ¿Cómo podemos recuperar nuestra capacidad máxima cuando, al dejarnos llevar por las circunstancias y los excesos de la vida moderna, acaban por erosionarse los cimientos del bienestar físico, mental y espiritual?

Sabemos que independientemente de nuestra condición física y nuestra edad, mantener un pequeño nivel de actividad física puede ser inmensamente beneficioso para mantener una buena calidad de vida tanto en el presente como en el futuro.

Sin embargo, al tratar de vivir del mejor modo posible, o al intentar darlo todo en una competición atlética, hay que ir con cuidado con las llamadas “soluciones rápidas”. Uno de los mejores ejemplos que se dan en nuestra sociedad en relación con nuestra cultura de “soluciones rápidas” se puede encontrar en las drogas suministradas a los deportistas. Esto se ha convertido en un gran problema ya que los deportistas, tanto profesionales como amateurs, buscan esa fuerza de más en las competiciones. Por desgracia, la consecuencia del uso de este tipo de drogas a medio y largo plazo son los daños provocados a gran número de atletas. Así, nos preguntamos: ¿ser el mejor en el deporte escogido implica que tengamos que arriesgar nuestra salud a largo plazo? Por suerte, la respuesta es no. Un gran número de investigaciones demuestra que los atletas de todas las categorías, tanto jóvenes como veteranos, pueden beneficiarse de los efectos del cuidado quiropráctico regular para dar el máximo de sí de forma saludable.

Como ejemplo, unos estudios han demostrado un incremento inmediato de fuerza muscular en brazos, espalda y rodillas tras recibir cuidado quiropráctico. La filosofía quiropráctica cree que la corrección de las subluxaciones (desplazamiento de las vértebras) incrementa la salud al incrementar la integridad neurológica. De esta forma, los ajustes quiroprácticos (movimientos específicos para corregir los desplazamientos vertebrales), al reducir las interferencias nerviosas, permiten que el músculo pueda expresar mejor toda su capacidad, lo que implica un incremento de la fuerza.
Por otro lado, otro estudio relacionado con los ajustes quiroprácticos, realizó 11 pruebas diferentes en 50 atletas para medir la agilidad, el equilibrio, el sentido de la posición, la fuerza y el tiempo de reacción. La mitad de los atletas recibieron ajustes quiroprácticos mientras que la otra mitad, llamada grupo de control, no los recibió. Después de 6 semanas, el grupo de control mejoró mínimamente en las 11 pruebas, mientras que el grupo que recibió los ajustes mejoró notablemente en las mismas pruebas. En otro estudio similar, descubrieron que tras 14 semanas los atletas ajustados, una vez comparados con el grupo de control, habían mejorado significantemente su fuerza muscular, la distancia de salto, la presión sanguínea, el pulso y el recuento de capilares.

En los últimos años, varias investigaciones han demostrado que cuando las articulaciones vertebrales no funcionan correctamente, interfieren con la capacidad del cerebro de procesar información, dando como resultado una mayor dificultad en el aprendizaje y ejercicio de la memoria. Al ajustar las subluxaciones vertebrales, tanto la capacidad de procesar información como el tiempo de reacción se ve restaurado y el atleta puede rendir más.

B.J. Palmer, fundador de la Quiropráctica, dijo: “Las cometas vuelan contra el viento, y no a su favor.” Con la misma seguridad con que una cometa que se abandona en el aire acabará cayendo, lo mismo ocurrirá con la salud de aquellas personas que se abandonen a los excesos que nos brinda la vida moderna. El deporte combinado con el cuidado quiropráctico forma parte integral del estilo de vida quiropráctico. Cuando ambos se combinan equilibradamente pueden elevar al atleta a un nuevo nivel, más allá del que poseía anteriormente y, además, mantenerle en esa posición.

Fuente: Chodzko-Zajko W. Successful Aging in the New Millennium: The Role of Regular Physical Activity. Quest. November, 1999.
______________________________________________________________

¿Por qué funciona la Quiropráctica en el deporte?

La Quiropráctica es una práctica que tiene una visión integral del organismo. El cuidado quiropráctico, al eliminar las subluxaciones, hace posible una comunicación fluida entre el cerebro y el organismo, para que la información fluya sin interferencias. Esta premisa, aplicada a la Quiropráctica deportiva, tiene como resultado la mejora y potenciación de los atletas junto con la prevención de lesiones, ya que mejora íntegramente el funcionamiento del organismo.

El enfoque de la Quiropráctica sobre el sistema nervioso y la biomecánica de la postura permite al cuerpo funcionar al 100% y curarse a sí mismo. El proceso de curación siempre se produce desde dentro hacia fuera, y diversos estudios científicos muestran que la Quiropráctica da un gran apoyo al cuerpo en este proceso de recuperación.

“La calidad de la curación es directamente proporcional a la capacidad del sistema nervioso de enviar y recibir los mensajes neurológicos.”
Journal of Neurological Science

Dado que los Doctores en Quiropráctica son expertos en la biomecánica humana, son muy conscientes de la postura y los movimientos. Observando a un atleta en acción, el quiropráctico puede detectar y prevenir un problema estructural que puede conducir a lesiones y a un descenso del rendimiento. Las heridas son causadas muchas veces por una biomecánica inapropiada y un desequilibrio muscular en la espalda.
Los equipos nacionales olímpicos de países como EEUU tienen en su equipo de profesionales de la salud al quiropráctico como otra pieza más en el engranaje del rendimiento óptimo.
Los equipos de la NBA, jugadores profesionales de golf, incluso equipos de fútbol europeo como es el AC Milán tienen en sus propias filas Quiroprácticos desde hace años.
Una mejora en la neurología funcional como consecuencia del cuidado quiropráctico conlleva un deportista más sano, mejora su coordinación, capacidad de concentración, velocidad de reacción, equilibrio y fuerza y además minimiza el tiempo de recuperación en caso de lesión.

____________________________________________________________
Juan Alonso DC (Doctor of Chiropractic, universidad Palmer)
Miembro de la Asociación Española de Quiropráctica
Fisioterapeuta COFPV
www.alonsoquiropractica.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *