La Real consiguió al final los tres puntos ante el Rosenborg en su partido menos vistoso, pero con un triunfo que le mantiene firme en Europa

305

PUBLICADO HOY EN TITOMANIA, LA CONTRA DE MUNDO DEPORTIVO GIPUZKOA

Hacía falta un punto para asegurar el paso a los dieciseisavos de la Europa League y la Real consiguió eso y los otros dos también, gracias a ese gol de última hora de Oyarzabal, después del partido menos vistoso de los que ha jugado el equipo de Eusebio en esta fase de grupos. El empate ya daba la clasificación, pero la victoria adorna un poco más la buena marcha de la Real, aunque tanto si hubiera acabado con el 0-0 como parecía, o ese 0-1 final, habrá que vencer al Zenit en el último choque de Anoeta para acabar en esa primera plaza que garantiza no encontrarte a los que vienen de la Champions en la primera eliminatoria con los treinta y dos mejores equipos del torneo. Anoche el equipo de Sant Petersburgo se las vio para vencer al débil Vardar.
Lo que vimos en el Lerkendal Stadion fue que la Real hizo más que el Rosenborg para llevarse el partido, pero sus acometidas hacia el área rival no tuvieron la agresividad final suficiente como para superar a la bien dispuesta zaga noruega. En el primer minuto Willian José tuvo un disparo salvado por el meta rival, en un comienzo de nuevo interesante de la Real, pero que fue una salva de artificio, por lo que vendría después en un dominio sin demasiado criterio para resolver. Incluso algunas lagunas atrás pusieron el susto en el cuerpo de la afición realista sin que el Rosenborg supiera aprovecharlo.
El 0-0 al descanso tampoco es que asustara porque estaba clara la intención de los dos equipos, el local a contener y buscar alguna salida rápida y la Real a dominar el balón, pero estaba espesa para generar ocasiones que hicieran pensar que estaba cerca el gol como se veía venir en partidos precedentes de esta liguilla. El guión no variaba al afrontar la segunda parte, aunque la entrada de Vela le dio algo más de mordiente al ataque, incluso el mexicano estuvo muy cerca del gol en un centro de Xabi Prieto que el meta le sacó con muchos reflejos.
Aunque el genio y carácter del campeón noruego se dejó notar en un final de perdidos al río, fue la Real la que consiguió el gol que adorna su clasificación de mejor manera. Fue Bautista, sustituto de Willian José para los últimos minutos, el que se batió con defensa y portero y el rechace lo llevaba al gol Oyarzabal para conseguir los tres puntos y elevar a la docena los cumulados por la Real en los cinco partidos que ha disputado.
Así que alegría final en las filas realistas y su afición, la que estuvo en Trondheim y la que lo vivió desde casa, con plaza ganada para el siguiente sorteo y emoción en el choque del 7 de diciembre en Anoeta con la llegada del Zenit que ayer solo pudo ganar por la mínima (2-1) al flojo Vardar. Acabar primeros ofrece ventaja a la hora del siguiente emparejamiento que ya será a eliminatorias con doble partido.
El partido se jugará unos días antes de la convocatoria del consejo de la Real a la Junta de accionistas para su reelección y aprobación de unas cuentas que ofrecen ya panorama de equipo con muchos posibles. Tan es así que el presupuesto que se va a someter a la votación de los dueños del club para la próxima temporada, después de haber cerrado la actual con un superavit de dos millones y medio de euros, ofrece una partida de gastos de más de ochenta y cinco millones de euros y unos ingresos superiores a los cien, para un beneficio final de más de quince. Por eso y por el proyecto ambicioso que proponen los dirigentes realistas son necesarias actuaciones que permitan estar en el alto escalafón europeo, como ocurre esta vez con la presencia de la Real en el bombo de los dieciseisavos.

Cara o cruz para Ayestaran

La U.D. Las Palmas juega el domingo en Anoeta con la espada de Damocles encima de la continuidad de Pako Ayestarán como entrenador. Aún no conoce la victoria con los canarios y lleva tanto tiempo sin ver ganar a un equipo suyo que el del domingo se ha convertido en el partido más importante de su trayectoria. La historia del beasaindarra con la Real no es precisamente de buen recuerdo hasta ahora.

Willian José gran referente

El ahora delantero de la Real, Willian José ha sido el gran protagonista de los últimos choques entre la Unión Deportiva y la Real. El brasileño marcó en Anoeta el gol que eliminó a la Real de la Copa y en la Liga de hace dos años, el del 0-1 para llevarse los puntos a Canarias. Lo compensó el pasado año, ya vestido de txuriurdiñ, para hacer dos de los cuatro goles, el primero en el minuto inicial del partido. Volverá a ser el referente del choque.

La maldición de los ascendidos

Afortunadamente la Real ya no volverá esta temporada a ningún campo de un recién ascendido, porque la estadística es tan curiosa como rotunda cada vez que ha visitado a un equipo que se estrena en Primera División. Ha reincidido este año, con un solo punto de los nueve posible en los campos de equipos que estaban la pasada temporada en Segunda. Derrota ante el Levante, ante el Getafe y empate en Girona, tres episodios que que siguen la maldita la tradición. En los últimos quince partidos que los realistas han jugado en campos de equipos recién ascendidos ha ganado en dos, ha empatado en cuatro y ha perdido en nueve de ellos, algo insuficiente en un equipo que necesita sumar puntos en muchos campos para cumplir con las expectativas ambiciosas a la hora del recuento final. Sin sumar, y menos en esos campos, todo es más difícil para llegar al objetivo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *