La Real deja para Vigo la opción de disfrutar de Europa sin esperar a que el Alavés no gane la Copa

508

No es tan fácil como se hacen los pronósticos. Los tres equipos que aspiraban a confirmar ayer un puesto seguro para disputar la Europa League, lo que es lo mismo, quintos o sextos porque el séptimo esperará a que el Alavés no gane la Copa, jugaban en su campo ante rivales que vienen por detrás en la clasificación y los tres, Vilarreal, Athletic y Real Sociedad no pasaban del empate. Lo que significa que la Real no depende de si misma, sino de lo que hagan sus rivales en la última jornada, además de conseguir un triunfo en el campo de Balaidos ante un Celta que ya no se juega nada y tendrá que jugar frente al Madrid el partido aplazado este miércoles.

En Anoeta, el 2-2 con que ha concluido el partido no ha hecho justicia a lo que hemos visto, porque la Real ha tenido muchas ocasiones como para haber marcado algún gol más que el Málaga, pero no es nuevo que les cuesta mucho a los de Eusebio aprovechar sus jugadas que merecen gol. También en esta ocasión, el balón merodeó mucho más la meta de Kameni que la de Rulli, pero, sin embargo, cada equipo ha llevado dos balones a as mallas y se han repartido un punto para ti y otro para mi..

El penalti transformado por Xabi Prieto con su flema habitual parecía haber puesto ya en franquicia a los txuriurdiñ, que esta vez tenían en la grada a veinticinco mil seguidores que no paraban de animar, El capitán realista ha dedicado su gol a Mikel González que se despide del club tras muchos años y que ha recibido la insignia de oro y brillantes que le ha entregado en el campo el presidente de la Real, Jokin Aperribay.

Pero cuando parecía que al descanso se iban con el 1-0 del marcador, en la última jugada, un gran disparo lejano de Juan Carlos ha rebotado en el larguero, luego en la espalda de Rulli y el defensa Luis Hernández era más rápido que los defensar locales para empujar a puerta vacía un gol que dejaba las tablas en el marcador.

Es verdad que el Málaga no se juega otra cosa que el orgullo de seguir su gran racha, ya que llegaba a Anoeta después de haber ganado seis de sus últimos siete partidos y a Michel le gustaba seguir con la racha. Curiosamente, además, la Real le ha ganado una vez más en la Rosaleda al equipo boquerón que en el campo donostiarra.

En la segunda mitad, los realistas han insistido, pero los nervios le han atenazado en algunos momentos, como cuando Navas ha podido ver la segunda tarjeta amarilla poco después de la primera y el árbitro lo dejó pasar, aunque el sevillano cumple ciclo y no podrá jugar el decisivo partido de Vigo. Un remate extraordinario desde lejos otra vez de Recio se colaba por la escuadra de Rulli y el 1-2 ha caído como un jarro de agua fría en la grada.

Eusebio ha contado finalmente con Bautista, que ha cabeceado a las mallas un buen centro de Iñigo Martínez para el 2-2 que se ha quedado como resultado final. Ha dicho Xabi PRieto al final que está convencido de que la Real va a ganar en Vigo y seguro que alguno de sus rivales, Vilarreal o Athletic van a ceder y así los realistas no tendrán que esperar al resultado de la Copa que es lo que ocurriría si la Liga hubiera terminado esta noche.

El ímpetu, la presión y a veces muy buen juego de los realistas no les ha sido suficiente para una victoria que les hubiera colocado quintos en la tabla, tal y como han sido los otros dos resultados.

En la foto del encabezamiento, Xabi Prieto dedica el gol que acababa de marcar a su compañero Mikel González, que el club. El partido ha tenido también un prolegómeno importante, con la entrega del trofeo que lleva el nombre de Aitor Zabaleta a la Peña Anastasio, la primera de las peñas de la vida de la Real y que recibió Tasin Eceiza, que posa en la foto de aquí arriba junto a otros compañeros de la Peña y los organizadores del Trofeo.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *