La Real no anda sobrada, pero suma otros tres puntos frente a un Granada que consuma su descenso

525

La Real ha tenido que pelear más de lo que imaginaba para resolver su partido ante el Granada y mantener sus opciones en la pelea por las plazas europeas. Sus goles en el final de cada tiempo le dan otros tres puntos que era el objetivo antes de comenzar el partido, El socorrido gol de Juanmi a poco de que el árbitro haya señalado el final permitió ganar a la Real, a la vez que consuma el descenso del Granada a la Segunda División, acompañando a Osasuna y a la espera de determinar el tercer equipo que pierde la categoría.

En el único remate a puerta de la primera mitad, Carlos Vela ha conseguido, en el minuto 44, llevar a gol un buen centro de Oyarzabal, después de muchos minutos de dificultades de los de Eusebio para superar la bien organizada zaga andaluza que ha impedido siempre el último remate de los realistas para superar a Ochoa.

Ha parecido que con la ventaja de la Real justo al llegar al descanso  y dada la escasa opción atacante del Granada, todo iba a ser más fácil a partir de entonces, pero un gol de Adríán Ramos ha complicado las cosas. El abuso de juego aéreo de los txuriurdiñ frente a un rival que les ganaba en altura y hasta en velocidad ha dejado en la grada una sensación de temor a que el equipo haya perdido el punch que va a necesitar para garantizar el puesto europeo. Sólo son seguros los equipos que lleguen a la meta de la Liga con el quinto o sexto puesto, ya que el séptimo hará esperar a que en la final de Copa los realistas sean más del Barça que nunca, porque si fuera el Alavés quien la gana se esfuma la opción del séptimo de la Liga.

Así que había que apretar para no dejarse dos puntos en el camino y de nuevo en la recta final, una buena combinación de ataque lo ha resuelto Juanmi con un gol que devolvía la alegría a la grada, más que por el juego de la Real, por los tres puntos que, como en Mestalla, llegan apurados pero llegan y eso es lo que cuenta.

En fin que no ha sido bueno el partido de la Real, pero el suculento botín compensa esa sensación de que el equipo llega muy justo al final del campeonato. Mientras tanto, los jugadores del Granada se quedaban hundidos sobre el césped de Anoeta, consumado su descenso.

En la fotografía, los realistas celebran el gol de Vela justo antes del descanso. Luego llegaría el empate del Granada y el definitivo 2-1 marcado por Juanmi. RS.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *