La Real salva un punto ante el Betis, en un partido loco en el que vuelve a mostrarse demasiado frágil atrás (4-4)

389

Ni para ti ni para mi, al final, en la séptima jornada de la Liga la Real ha firmado su primer empate, después de un diluvio de goles, un 4-4 frente al Betis que habrá sido todo un espectáculo para quienes ven el fútbol sin colores, pero que en Anoeta ha dejado una sensación otra vez de fragilidad que acusa el equipo de Eusebio, que por lo menos es capaz también de responder en la ofensiva, pero es que encajar otros cuatro goles, es incidir el en gran problema realista a la hora de contener a sus rivales.

Pronto ha empezado la sangría de goles en la puerta de un desconocido Gerónimo Rulli, que lleva unos cuantos partidos como superado por los acontecimientos. A los cinco minutos ha encajado el primer gol en una buena combinación que Sanabria, en el límite del fuera de juego, cruzaba al fondo de las mallas. De nuevo cuesta arriba para la Real.

Ha sido Willian José, con la ayuda de un defensor, el que ha igualado por primera vez el marcador, en un buen centro de Odriozola que el brasiñeño ha cabeceado cruzado y el tímido todo en la cabeza de un defensor ha sorprendido a Adan, el meta bético.

La Real ha seguido su intensidad atacante y después de un pase de tacón a destacar por parte de Willian José para Kevin, el centro del lateral lo fusilaba Oyarzabal para poner por delante a la Real. Antes del descanso, no obstante, ha empatado el equipo de Quique Setién, por medio de un cabezazo de Feddal, a la salida de un corner.

Quedaba todo para la segunda mitad y nada más empezar, nuevo mazazo pata la Real, con doble error de Navas que ha permitido a Guardado servir largo a Joaquín y presentado en el área hacer el 2-3. Otra remontada realista, ahora por medio de Xabi Prieto, en balón cruzado en el área por Juanmi y que el donostiarra empujaba a las mallas en el segundo poste.

No paraba ahí el partido como ocurrió con estos dos equipos en el 2013 en Anoeta, sino que d nuevo el Betis se iba a adelantar, en otra contra que ha resuelto Sergio León. Quedaban pocos minutos y la Real se ha volcado en busca de al menos empatar. Zurutuza ha hecho estirarse a Adan para desviar un gran disparo y a la salida de un corner, de nuevo Llorente se ha impuesto a compañeros y delanteros por arriba para conseguir de gran cabezazo el definitivo 4-4.

Marcar cuatro goles fuera de casa y no ganar ha debido ser algo lamentable para el Betis, mientras que la Real lamenta también volver a encajar cuatro goles, aunque al final el empate hay que considerarlo como mal menor. Al menos un punto, después de tres derrotas ligueras, si bien un solo punto de los últimos doce y con semejantes goleadas en la propia puerta, merecerán la reflexión precisa, ahora que la Liga se detiene por los compromisos de la selección.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *