La Real toca fondo en Leganés y se vuelve con otra derrota sonrojante

365

La nueva derrota de la Real, este mediodía en Leganés, ha puesto las alarmas en el equipo de Eusebio, que finaliza su primera vuelta el domingo recibiendo en Anoeta al líder Barça y con solamente veintitrés puntos en su casillero, después de dieciocho jornadas, nueve menos que el pasado año a estas alturas cuando era quinto de la Liga.

El Leganés que entrena el bergaratarra Asier Garitano tuvo que jugar un partido intenso el jueves ante el Vilarreal en la Copa, que además resolvió con la victoria 1-0. A las nueve de la noche terminaban un choque que pudo cansarles para afrontar hoy la visita de la Real, pero es triste constatar que de nuevo los de Eusebio fueron un equipo nulo en ataque, muy dominador del balón, pero sin la efectividad necesaria y, además, débil atrás como para encajar un gol en las pocas acometidas de los azulones y perder otro de los partidos que no se podían perder.

La película era de las repetidas demasiadas veces en lo que va de Liga, mucha posesión para nada. Garitano tenía bien estudiada a la Real, le dejó que llevara el peso del partido, pero sin olvidar que ocasión que tuvieran de robar el balón, la velocidad se imponía para intentar sorprender. Además, todos los técnicos saben que la Real atrás comete errores, como el primero de Llorente a los pocos minutos que permitió a Pyres un disparo desde el borde del área con la respuesta meritoria de Rulli, en su mejor parada del partido.

Mal empezaba el partido, porque esas debilidades defensivas no hacían sino generar incertidumbre atrás y animaba al rival a seguir intentándolo, aunque el juego bastante bien organizado de la Real en la primera mitad dejaba las cosas con el mismo marcador del principio y a expensas de una segunda parte que, por desgracia, volvía a demostrar que la Real de los segundos tiempos se convierte en un juguete para los rivales. No es que el Leganés fuera muy superior, pero está claro que ha hecho lo suficiente para llevarse el triunfo y superar así a su rival en la tabla, algo impensable en los cálculos de principio de temporada, cuando el campeonato está ya tan adelantado como está.

Total que un saque de falta del Leganés en el lateral lo terminó por llevar a la red Pyres y la Real ha salido trasquilada también de Butarque, como lo había hecho de Gatafe, Levante y tantos otros campos de equipos con inferior plantilla, pero que aprovecharon la debilidad zaguera de la Real para llevarse los puntos y dejar plachados a los txuriurdiñ.

Total que el único gol del Leganés, que tuvo únicamente la réplica realista en un par de disparos sin acierto, dejó sin aire a los de Eusebio, se han vuelto de vacío a Donostia y tendrán que intentar ante el Barça lo que no han podido conseguir ante un rival de mucha menos entidad.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *