Me encontré en la carrera de Zarautz un numeroso pelotón de 142 atletas

1631

Con la primera edición del Cross de Zarautz organizado por el Club “A 3 el Km” damos el pistoletazo de salida al TOUR NON STOP  que se avecina este mes de mayo y el próximo  junio. Hasta el 24 de junio estaremos ocupados todos los fines de semana con alguna carrera. 

Como bien indica el título, hoy os voy a hablar sobre la carrera de este fin de semana que corrí en Zarautz. Un pueblo costero, precioso y que recomiendo a todo el mundo que lo visite.

Carrera a las 11 de la mañana, buena hora para correr un domingo. Porque una cosa es correr…Y otra pasar sueño. Por separado las aguanto, pero las dos juntas no las llevo bien. Llego a las 9:45, aparco el coche y me dispongo a ir a recoger el dorsal. Nada más llegar me encuentro con una plaza que empezaba a tener bastante vida. Música, arcos de salida y de meta casi colocados, una fila bastante larga para recoger el dorsal…  142 personas tomamos parte, y no es una cifra nada desdeñable si contamos que ese mismo día se corría la famosa carrera de empresas en Donostia. Yo que había ido a la carrera pensando: Bueno, con eso de que es la primera edición y está la carrera de empresas… Podré poner en mi curriculum un buen puesto en esta prueba, pero iba a ser que no. Éramos 142 corredores y por lo que iba viendo no es que fueran cojos la verdad.

Recogí el dorsal y me lo coloqué como pude… Porque si en el anterior articulo me reí de mi amigo Lander por lo que tardó, en este yo me llevo la palma. Al final opté por camiseta fuera y como si fuera un puzzle, pieza a pieza. Será que todo se pega menos la hermosura y Lander en la Sudur krosa me contagió su don…jejeje.

Me encuentro con unos cuantos amigos, comenzamos a calentar, nos echamos unas risas, el sol empieza a apretar y optamos por estirar. El mejor momento del runner… El POSTUREO!. Quiero hacer un par de progresivos pero te encuentras con uno, con otro, con el de la moto y como a mí no me gusta hablar pues al final los progresivos los guardo para estar más fresco en carrera. Que dura es la vida de los relaciones públicas…

Comienza la carrera y salimos como balas, con el pensamiento en la cabeza de que Zarautz es llano y podremos darle un poco de zapatilla. Pero pronto la carrera nos pone en nuestro sitio. “HOLA!!!!” Antes de terminar el primer kilómetro, primera cuesta que nos empieza a poner las piernas al pil-pil, buena forma para calentarlas. Aún y todo primer kilómetro a 3:45, muy rápido para mí, pero no vamos mal.

En el segundo km cogemos un carril bici a la sombra y bastante llano en el que es un placer correr, mantenemos el ritmo, pero empiezas a ver a los élite cada vez mas lejos.

Entre el tercer y cuarto km empiezo a notar una pequeña molestia en el cuádriceps izquierdo. Kilómetros un poco difíciles con algún tobogán que otro  y como tenía en mente las otras ocho carreras que tengo en el calendario fui precavido  y me controlé. Y creo que fue lo mejor que pude hacer.

Pasando el kilómetro 4 comenzamos por un camino de tierra entre vegetación que apretaba el sol una barbaridad. Entre la tierra y el calor que hacía parecía que estábamos haciendo una travesía por el Sahara. Pero en ese preciso momento, como un espejismo en el desierto, estaba el avituallamiento con botellas de agua. Creo que nunca he visto un avituallamiento tan bien colocado.

Al pasar ese pequeño mal trago, llegas a un precioso puente de madera que va entre la playa y el campo de golf. Mirabas hacia la izquierda y veías gente con sus palos aporreando las bolas de golf que creaba cierta inseguridad, a ver si alguna se les iba a escapar y me iba a dejar más loco de lo que estoy. A mi derecha se veía la playa con gente tomando el sol y surfeando.

Terminando el puente llegabas al malecón, que estaba abarrotado de gente animando. En ese momento aunque quería ir tranquilo, sin querer la gente hacía que lo diera todo sin pensar en la carrera del siguiente fin de semana. Y de esta manera, lleno de gente por todos lados, terminabas llegando a la plaza donde había comenzado todo y cruzabas la meta.

Al final puesto 40 de 142, a un ritmo de 4:10 el km, sin lesión aparente, y lo que es más importante… Por fin me toca algo en el sorteo de después de la carrera!!!!! Eso sí, con tantos premios era difícil que no me tocara nada.

Al terminar la carrera tuve la oportunidad de felicitar por esta preciosa carrera a Ibai Beracierto, uno de los organizadores. Le robé un poquito de tiempo y le hice cuatro breves preguntas sobre ésta nueva aventura. Os las dejo aquí:

¿De dónde salió la idea de crear ésta carrera y desde cuándo preparándola?
La idea de la carrera fue porque en Zarautz a nivel popular no hay carrera propia. Está la AEK que es a nivel de Zarautz, el mixto y la San Silvestre, que son carreras que están en todos los pueblos. Pero una carrera así sin más, no hay. Bueno, no había.  La carrera la llevamos preparando desde octubre que empezamos a reunirnos con ayuntamiento, policía y demás detalles necesarios.

¿Cuál ha sido el mayor problema al que habéis tenido que hacer frente para organizar la primera edición de la carrera?      
El mayor problema fue cuando llegó enero y por parte del ayuntamiento nos decían que la carrera no entraba entre los presupuestos acordados para este año 2017. Pero al final, hemos contado con la colaboración de ellos también.

¿Qué conclusiones sacáis de ésta primera edición?  
Conclusión, que ha sido la primera, pero no la última.

¿Qué mejoraríais de cara a una próxima edición?
Hay muchas cosas que mejorar, pero el año que viene la carrera volverá. Mejoraríamos el momento de los preparativos y el momento de los sorteos.

Y hasta aquí la crónica del cross de Zarautz.

Somos Doblerunner y nos podéis seguir en:
Facebook
Instagram
Twitter




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *