“Somos los mismos con refuerzos y todos responsables”. Por Alfredo del Castillo

491

 

Saber controlar y manejar una plantilla de veinticuatro futbolista

En mi trayecto desde Loiu hasta la isla redonda de Gran Canaria leía con mucho entusiasmo unas palabras mágicas de mi amigo y futbolista rudo, tosco, rocoso, fuerte, comprometido, implicado, Imanol Ibarrondo que venía a decir que quejarse, buscar excusas, buscar culpables siempre en los demás, son los tres recursos favoritos de nuestro cerebro para hacerse la víctima y decir el no puedo, renunciando a intentarlo, a aprender, a mejorar, a crecer o a transformarse ya que cada vez que te rindes, tú cerebro lo celebra. El “te gano la mano y tú pierdes casi siempre”.

Los jugadores de la Real Sociedad con su máximo responsable Eusebio Sacristán tienen quince días para ganarle la partida a sus cerebros, poniendo sobre la mesa el dicho de somos los mismos con refuerzos que suman y aquí los responsables somos todos. Cada uno en sus parcelas de responsabilidad y rendimiento deben de poner sus cualidades futbolísticas como su sabiduría en el control y manejo de una plantilla de veinte y cuatro futbolistas.

Todo ello para hacerles creer que son muy capaces de rendir mucha más de lo que a esta hora están dando,. Aquello del manejo y conductor de grupos. El míster se puede manejar con las avanzadas tecnologías que ofrece este fútbol/negocio, con muchos medios audiovisuales para visionado de cada partido y poder ver así las virtudes y defectos, más los aciertos y los errores de cada jugador durante un encuentro de fútbol y de esa manera inmediata entrenar y potenciar el aspecto defensivo de todo el equipo. Ello redundará en beneficio de ser mucho menos goleado que en los últimos encuentros de competición ya que salimos a casi tres goles encajados por partido y en la jornada séptima hemos recibido la friolera de 17 goles. Amigos este no es el camino.

La filosofía y metodología más el estilo de juego de la Real Sociedad no está peleado con el defender mejor. Se puede ser un equipo pelotero, de triangulaciones, de buen gusto por el balón, de continuidad en el juego, algo que es un potencial muy claro del equipo y que no podemos perder, pero lo que hay que trabajar ahora es defender mejor cuando no somos poseedores del balón. Hacer mejores vigilancias, mejores coberturas, mejores basculaciones , mejores marcajes en jugadas a balón detenido, jugar más juntos entre líneas, ser más solidarios con los de alrededor, y tener mucho más concentración y equilibrio en lo concerniente a defensa/ataque.

El arquero de este equipo es Rulli, que se siente muy cómodo porque juega siempre y un susto no estaría mal. Además es de valientes y de sentido común que si no estás en buen momento descansas. La línea de cuatro hace aguas por afuera y por adentro hay que entrenar la fórmula de ser más concentrados y de realizar menos gastos en ataque Preocuparse de trabajar más el fuego sin balón, si el balón siempre en el entreno lo tiene el rival. Los dos medios puntas creativos van sobrados de esas cualidades y sin balón trataremos de acosar, entrar, robar, disputar para recuperar el juguete que nos hace mejores.

Y la línea de tres arriba que no se vaya de Rositas porque hay que meterles entre ceja y ceja que un equipo defiende bien y está equilibrado cuando los movimientos compensadores de ellos y estar juntos entre líneas después de pérdida del contrario o robo de balón nos pondrá en mejor disposición de hacer gol . En mi opinión este es todo el trabajo que debe hacer un fantástico grupo de jugadores que deben sentirse todos importantes todos, aquí no hay imprescindibles. Esto es fútbol de alta competición y el que mejor rendimiento da juega y si no es así que pase el siguiente.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *