Tras la pachanga ante el Vardar llega a Anoeta un Eibar menos contundente pero siempre difícil para la Real

420

 

PUBLICADO POR MUNDO DEPORTIVO GIPUZKOA EL 3 DE NOVIEMBRE

A un punto del pase

La nueva goleada de la Real dejó en tres los goles que pudieron ser muchos más antes un Vardar que no da nivel de Europa League

Nueve puntos adornan la clasificación de la Real en la fase de la Europa League, tras su victoria de anoche en Anoeta. Los realistas dependerán de si mismos para acabar en la primera posición tras los dos partidos que le restan antes de pasar a las eliminatorias. Las tertulias previas al partido trataban de adivinar cuántos goles le caerían al Vardar, después de los seis del partido que jugaron en campo macedonio. Eusebio además podía contar con Zurutuza que vuelve de su lesión y jugó entonado el primer tiempo, antes de dejarle camino a Illarramendi, que ocupó su plaza tras el descanso. Juanmi, De la Bella y Bautista marcaron para completar los nueve goles que ha recibido este equipo macedonio en sus dos partidos con la Real.
Qué difícil debe ser también jugar contra un equipo que solo sabe que va a morir cuando encaje el primer gol y mientras tanto aguanta como gato panza arriba las acometidas del rival. Porque si la Real no está acertada en su remate final, como pasaba, la vida se alargaba para un Vardar que no habrá peor equipo que esta temporada pase por Anoeta. Ya los vimos en Macedonia y lo cierto es que cuesta creer que en un competición que se precia de alto nivel haya un equipo que, como ya escribí tras el 0-6 de la ida, no acierto a ubicarle en una categoría de la Liga española en la que podría ser un poco competitivo.
Los datos de la primera parte solo podían generar extrañeza de ver el marcador con un escaso 1-0, porque los de Eusebio tuvieron el balón siempre, un 80% de posesión según los datos del ordenador que mide ese aspecto tan controvertido, porque a veces no casa con lo que se ve, pero anoche era incluso corte ese bagage. El equipo macedonio podía haber permitido a Rulli marcharse de pintxopote, porque salvo un balón lejano en la última acción de la primera mitad, el meta argentino se tuvo que aburrir como una ostra, porque esta vez ni siquiera tenía cesiones. El balón no pasaba del centro del campo y a veces eran los propios macedonios los asistentes para los remates realistas, como aquella que dejaron el balón a pies de Willian José a un metro de su portero. Sus huchas eran espectaculares también. En fin, que sopor en el primer cuarto, que por no tener no tuvo ni corners pese al dominio apabullante de los locales. En cuanto la Real apretó el acelerador, al menos lanzó ocho veces desde la esquina antes del descanso y en cada centro hubo un remate, hasta que Juanmi cazara de cabeza el balón que le sirvió Canales para convertir el 1-0 que se mascaba pero no terminaba de llegar. Pudo luego venir el segundo y más, pero a la mitad del partido el resultado seguía siendo corto.
Esperábamos los goles en la reanudación y volvió a costarle a la Real llegar al segundo y no porque no porfiaran en los alrededores del área del Vardar, sino porque faltó mucho acierto en los encargados de culminar las llegadas. Tuvo que ser De la Bella, que también marcó en la ida, quien culminara la mejor acción de la noche, con un golazo de volea de primeras según le cayó el balón desde la otra banda. El joven Bautista completó la goleada en otra anticipación al recibir una falta sacada con astucia por Canales.
Aspecto muy comentado fue la eliminación por parte del entrenador de Vela y Pardo en la convocatoria para un partido europeo como el de anoche. Lo del mexicano puede entenderse como que Eusebio debe pensar que mejor es dar opción a otros que seguirán en la Real mientras Vela se marcha a final de año. Más difícil de entender lo del chaval Pardo, porque era un día apropiado para sumar minutos y ganar esa confianza que ya no solo Eusebio sino que hasta Aperribay puso en entredicho: “Se tendría que preguntar por qué no juega” dejó caer el mandatario realista, para lanzar al aire no se sabe si el comportamiento de Pardo en los entrenamientos o alguna cosa más que no sabemos. Cada vez está más claro que el joven jugador canterano tiene poco que hacer en este equipo. Y lo sabe…

Aperribay quiere inaugurar el nuevo Anoeta

El consejo de la Real parece como si estuviera mosca con el devenir de las obras de Anoeta ya iniciadas con el derribo de uno de los fondos y que sigue su curso de acuerdo a los plazos previstos. Pero para no perder detalle de la evolución del acontecimiento, Aperribay ha anunciado por sorpresa elecciones para el 13 de diciembre y así estar al frente del club el día que haya que cortar la cinta del Anoeta remodelado. Sería otra sorpresa que hubiera otra candidatura.

Llega un Eibar menos contundente

El de esta temporada no está siendo el Eibar contundente de las primeras vueltas desde su llegada a la Primera División. El equipo de Mendilibar no anda tan fino a la hora de marcar goles y, como la Real, ha encajado muchos. No obstante, los derbis no miran a la clasificación. Escalante y León igualaron los goles de Juanmi y Vela el pasado año, mientras que Agirretxe con sus dos dianas dio la vuelta al tempranero gol de Bastón hace dos años y en la 14/15, Xabi Prieto hizo el 1-0 con que acabó el derbi.
Primera evaluación de Liga: Insuficiente

Aunque se espera larga vida y continuidad en la Europa League y la Copa, que no han comenzado mal, la Liga no sigue los pasos marcados en unas primeras jornadas de ensueño de los de Eusebio. Aquellos resultados tan satisfactorios no han tenido luego continuidad. Después de victorias ilusionantes en Vigo y Riazor y, sobre todo, un primer tiempo de equipo campeón ante el Vilarreal en Anoeta, la Real entró en una fase de errores que de compartir el liderato le han llevado a la novena posición actual de la Liga. Ganar solamente uno de los últimos siete partidos, al colista en Mendozorrotza, es también sintomático para un equipo que dispone de la mejor plantilla de las últimos temporadas. Al cruzar el primer cuarto de la Liga, catorce de los treinta puntos disputados no llegan al aprobado, así que se requiere devolver aquella imagen de equipo insuperable y no acabar los partidos en manos del rival como viene ocurriendo. Veinte goles en contra en diez partidos es un exceso que minusvalora el gran porcentaje de los marcados a favor.

En la foto, el busto de Ormaetxea en Anoeta donde piensan juntarse las peñas de los dos equipos mañana a las de la tarde para recordar a una persona querida por Real y Eibar.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *