Xabi Prieto: “Me he sentido muy querido por la afición que defenderé siempre como la mejor”.

2080

Acaba de despedirse ante los medios de comunicación y con sus compañeros de la Real y dirigentes y técnicos del club presentes en el palco de Anoeta. Xabi Prieto ha decidido acabar su carrera de futbolista cuando termine la temporada y solo espera poder recuperar su pubalgia a tiempo para poder despedirse de la afición desde el terreno de juego y no queda tanto tiempo.

Xabi Prieto volvió a ser una persona humilde, escuchó atentamente todo los elogios lanzados primero por el presidente Jokin Aperribay y después por parte de los compañeros periodistas, pero supo mantener el tipo, aunque fue madurando en la hora de comparecencia porque se escucharon palabras que no son muy frecuentes porque la personalidad y el comportamiento del protagonista es alabado por parte de todos, también de la prensa que agradece su comportamiento siempre atento y colaborador.

Pero lo que más quiere Xabi es agradecer a la afición: “No seremos los más ruidosos, pero la afición de la Real es magnífica, la defenderé siempre porque ha sabido estar en todos los momentos, incluso los muy malos cuando nos fuimos a Segunda. Me he sentido muy valorado por ellos, especialmente en los últimos tiempos en que se han acercado para darme mucho cariño”.

La decisión ha sido muy respetada por todos: “Agradezco al consejo haberme permitido decidir si seguía o no. Cuando les he dado la noticia me la han respetado, he quedado hablar con Aperribay para el futuro, pero soy futbolista todavía y ya habrá tiempo de hablar sobre el futuro”. Entrados en puestos fijos, Xabi ya advirtió que: “No me siento ni entrenador ni presidente, mis condiciones irían por otro lado”.

Han sido quince años sin parar: “Si, porque salvo esta lesión de ahora que me tiene un poco apartado, por lo demás he tenido suerte, he disfrutado mucho y estoy orgulloso de haber podido defender el escudo de la Real tanto tiempo. Mi sueño de niño no era el de ser futbolista, sino ser jugador de la Real.

Cuando iba a Atotxa en casa sabían que el peor castigo que me podían dar era no dejarme acudir a emocionarme con aquellos jugadores a los que admiraba tanto. Luego el sueño se ha cumplido y tengo que decir que estoy feliz de haber podido completar tantos años con cosas buenas y algunas no tanto, pero siempre me quedaré con lo mejor, porque es lo que más ha pesado”.

El mejor momento lo comparte con “Mi debut en la Real, jugar la Champions o la pasada temporada en la que jugamos muy bien al futbol”. En la parte negativa, “el descenso a Segunda y el no ascenso en Vitoria fueron dos momentos muy malos para todos nosotros”.

Reconoció que si la temporada hubiera sido diferente tal vez se lo hubiera pensado pero: “Ya creí la pasada sería la última, pero todo nos fue tan bien que me lo pensé mejor, pero quien sabe si con otro resultado de esta tal vez hubiera pensado en seguir, pero tendrían que haber cambiado mucho las cosas para seguir”. En el capítulo de agradecimientos, Xabi se acordó rápidamente de su familia: “Mis aitas, mi hermano, mi mujer y mis hijos, por supuesto que a los directivos, a mis compañeros que siempre me han respetado tanto y a Roberto Olabe, Loren Eusebio, Imanol y todos los técnicos del club. Sin duda que no puede olvidar a la afición, fundamental en este club tal y como es”.

En la esperanza de que lleguen jugadores capaces de relevarle en la capitanía y de jóvenes que alcance los valores que se precisan para seguir la filosofía del club y se sientan a gusto en Donostia sin necesidad de salir a otros equipos como ha sido su caso, Xabi Prieto terminó su respuestas a las preguntas con una gran ovación por parte de todos los presentes, sobre todo sus compañeros que acudieron en masa a despedir a su capitán.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *